COMUNICADO DEL GRUPO DE LA OPOSICIÓN DEMOCRÁTICA

DEL GRUPO PARLAMENTARIO VENEZOLANO DEL PARLAMENTO LATINOAMERICANO

 

         Los abajo firmantes, Diputados integrantes del Grupo de la Oposición Democrática del Grupo Parlamentario Venezolano del Parlamento Latinoamericano, nos dirigimos a usted en la oportunidad de elevar a su atención y debida consideración lo que a continuación exponemos:

 

1)     Actualmente se lleva a cabo en Venezuela el proceso para activar la convocatoria del referéndum revocatorio contemplado en el Artículo 72 de la Constitución Nacional;

2)     Dicho referéndum revocatorio tiene por objeto consultar al pueblo acerca de la continuación, o no, del mandato del Presidente Hugo Chávez Frías;

3)     Los electores venezolanos solicitantes de la convocatoria del referéndum han cumplido con todos lo requisitos sin precedentes y superado obstáculos engorrosos establecidos por el Consejo Nacional Electoral, a instancias del Presidente Chávez, para impedir la realización del referéndum y han recogido 3.183.526 firmas válidas, lo que significa casi un millón de firmas en exceso de la cantidad requerida por la Constitución Nacional;

4)     A pesar de ello, el Consejo Nacional Electoral, bajo la presión del oficialismo, continúa obstaculizando el proceso de activación del referéndum en un claro esfuerzo para impedir la convocatoria del referéndum revocatorio del mandato presidencial de Hugo Chávez Frías. Para ello se ha recurrido, entre otras acciones, a manipular la data de las planillas contentivas de las firmas recolectada, a ejercer presiones sobre los firmantes para que declaren que los datos de las planillas son falsos, a amenazar a los funcionarios públicos para que declaren que no firmaron (esto está sucediendo, incluso, con los empleados de la planta de funcionarios administrativos del Grupo Parlamentario Venezolano, quienes han sido amenazados por diputados de la bancada oficialista)

5)     El comportamiento del Consejo Nacional Electoral ha originado una protesta pacífica de los electores venezolanos que suscribieron la solicitud de convocatoria del referéndum revocatorio;

6)     Las manifestaciones pacíficas y de resistencia pasiva de los venezolanos que actúan en defensa de las firmas que estamparon en la solicitud del referéndum han sido respondidas por el gobierno con medidas de represión desproporcionadas durante las cuales la fuerza pública ha agredido brutalmente a los manifestantes pacíficos ocasionando la muerte de doce ciudadanos inocentes.

7)     Dicha represión ha estado acompañada de maltratos, atropellos, golpizas y torturas salvajes contra mujeres, hombres, jóvenes de ambos sexos y adultos mayores para un total de 1.758 ciudadanos heridos y nueve torturados;

8)     Actualmente se encuentran desaparecidos numerosos ciudadanos supuestamente detenidos durante las manifestaciones pacíficas de la oposición, pero de cuyo paradero no ha sido posible obtener información;

9)     La represión oficial ha conducido a la detención de 410 ciudadanos inocentes, algunos de ellos dirigentes políticos de prestigio nacional, como el profesor Carlos Melo, a quienes se les imputa delitos fabricados artificialmente, recluyéndolos en lugares donde su seguridad y su integridad personales se encuentra en grave riesgo;

10)Las acciones de represión y los atropellos cometidos por el Gobierno configuran graves y masivas violaciones de los derechos humanos y de las garantías y libertades consagrados en la Constitución Nacional,  entre otros, específicamente, los derechos a la vida, a la libertad personal, a la integridad física,  psíquica y moral, al debido proceso, a la defensa y asistencia jurídica, a la presunción de inocencia, al libre tránsito, a la manifestación pacífica y sin armas, la prohibición de la tortura, la prohibición de la desaparición física, al respeto a la dignidad personal inherente al ser humano; a la obligación de  los cuerpos de seguridad de respetar la dignidad los derechos humanos de todas las personas, la inviolabilidad del hogar, la limitación del uso de armas o sustancias tóxicas atendiendo a los principios de necesidad, conveniencia, oportunidad y proporcionalidad.

11)Aún cuando  la Constitución Nacional Venezolana de 1999 es, en la letra, una de las mas avanzadas del mundo en materia de promoción y protección de los derechos humanos, ha sido objeto de numerosas y reiteradas violaciones por parte del gobierno al punto de que hoy día no existe en Venezuela el estado de derecho y los ciudadanos se encuentran en un absoluto estado de indefensión frente a los atropellos y abusos de las autoridades.

 

Todo lo anterior ha ocurrido pesar de que:

 

1)  El tratado de Institucionalización y el Estatuto del Parlamento Latinoamericano, instrumentos de obligatorio cumplimiento para el Estado Venezolano establecen, entre los “principios permanentes e inalterables” que rigen el funcionamiento de esa organización parlamentaria regional, los siguientes:

 

a)     La defensa de la democracia,

b)    La autodeterminación de los pueblos para darse, en su régimen interior, el sistema político, económico y social que libremente decidan,

c)     La pluralidad política e ideológica como base de una comunidad latinoamericana democráticamente organizada.

 

2) Esos mismos instrumentos consagran como propósitos del Parlamento Latinoamericano, entre otros, los siguientes:

 

a)     Defender la plena vigencia de la libertad, la justicia social, la independencia económica y el ejercicio de la democracia representativa,

b)    Velar por el estricto respeto de los derechos humanos fundamentales y porque no sean afectados en ningún Estado latinoamericano en cualquier forma que menoscabe la dignidad humana.

 

En vista de lo expuesto, al tiempo que expresamos nuestra más rotunda condena a las masivas y brutales violaciones de los derechos humanos contra la población indefensa, hacemos llegar nuestra condolencia a los familiares y deudos de las personas asesinadas por elementos de la fuerza represiva, nuestra palabra de solidaridad a los heridos, agredidos y detenidos y como nuestro su reconocimiento y admiración por la forma valiente como han defendido las firmas que estamparon para solicitar la convocatoria del referéndum revocatorio, en acatamiento y en armonía con los principios y propósitos del Parlamento Latinoamericano antes citados, hemos solicitado al Presidente del Parlamento Latinoamericano y al Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del PARLATINO, que dirijan un llamado al Gobierno del Presidente Hugo Chávez Frías exigiéndole:

 

a)    respetar el sagrado derecho al referéndum revocatorio consagrado en el artículo 72 de la Constitución Nacional venezolana, permitir la realización cabal de esa consulta popular y someterse al resultado de la misma,

b)    cesar las agresiones contra la población indefensa, ponga en libertad a las personas injustamente detenidas,  garantice el derecho a la asistencia y defensa jurídica a los ciudadanos imputados, ordene el castigo que corresponda a los funcionarios de la fuerza pública autores de torturas y maltratos físicos y repare e indemnice a los familiares de las personas asesinadas por la fuerza represiva,

c)    abstenerse de su empeño de imponer en Venezuela una “revolución” de orientación absolutamente contraria a la idiosincracia y a la cultura democrática de los venezolanos y encamine nuevamente al país por la vía de la democracia representativa, la reconciliación nacional, la recuperación económica y la solución de los graves problemas sociales que agobian a la población